Cantabria recibirá 10.560 euros del INJUVE para un proyecto de asociacionismo juvenil en zonas rurales

La consejera de Economía y Hacienda, María Sánchez, señala que la iniciativa ‘JR21 Cantabria: Diálogos de la juventud rural’, impulsada por los cinco Grupos de Acción Local con el apoyo de la Oficina de Proyectos Europeos, se desarrollará en el marco del programa europeo Erasmus+

La consejera de Economía y Hacienda del Gobierno de Cantabria, María Sánchez, ha anunciado la aprobación por parte del Instituto de la Juventud (INJUVE) de una subvención de 10.560 euros al proyecto europeo cántabro ‘JR21 Cantabria: Diálogos de la juventud rural’, en el que participa la Oficina de Proyectos Europeos del Gobierno de Cantabria.

El proyecto se ejecutará en el marco del Programa Erasmus+, dentro de la acción clave 3, que se corresponde con el diálogo estructurado, con reuniones entre jóvenes y responsables de la toma de decisiones en el ámbito de la juventud, tal y como ha señalado María Sánchez.

En este sentido, la consejera ha puesto en valor que la iniciativa surge de los cinco Grupos de Acción Local de Cantabria (GAL), de tal manera que ADP Valles Pasiegos, Grupo de Acción Local Liébana, Grupo de Acción Local Comarca Asón-Agüera y la Asociación de Desarrollo Territorial Campoo Los Valles participan en el proyecto bajo la coordinación de la Asociación de Desarrollo Rural Saja Nansa.

Además, Sánchez ha señalado que los impulsores “han contado desde el primer momento con el apoyo y asesoramiento del Gobierno de Cantabria, a través del soporte facilitado por la Oficina de Proyectos Europeos para desarrollar la idea y logar su aprobación”.

Durante el periodo de ejecución del proyecto, que será de 15 meses a contar desde el 1 de mayo de 2021 y finalizarán el 21 de julio de 2020, sus impulsores trabajarán en el impulso de iniciativas que doten de herramientas a los jóvenes de las áreas más rurales de Cantabria, poniendo en valor la importancia del asociacionismo juvenil.

Así, los GAL impulsores del proyecto señalan la necesidad de que los jóvenes del mundo rural partan de su realidad para poder lograr su implicación real y favorecer su intervención activa dentro de su comarca.

Sobre esto último, la consejera ha coincidido con los impulsores del proyecto al señalar que es posible llevar a cabo acciones que animen a los jóvenes de nuestras comarcas a trabajar en un proyecto de impulso a la participación y asociacionismo, tarea en la que considera a los GAL una “pieza fundamental” como acompañantes y facilitadores del proceso.