Besaya delibera en Europa, una forma de innovadora de involucrar a la ciudadanía

En un contexto definición de los nuevos programas operativos 2021-2027, la política de cohesión se muestra como la principal herramienta de inversión de la Unión Europea. Un elemento vital para el crecimiento económico, la mejora de la calidad de vida y el desarrollo sostenible.

Por ello, el pasado mes de julio de 2020, la Comisión Europea anunció su apoyo a cinco programas nacionales y regionales destinados a poner a prueba, como proyectos piloto, formas innovadoras de involucrar a los ciudadanos en las decisiones sobre las inversiones en política de cohesión.

La conferencia de lanzamiento de las acciones piloto llamada “Involucrar a los ciudadanos para la buena gobernanza en la política de cohesión” sirvió para examinar qué iniciativas de la política de cohesión han funcionado en el fortalecimiento de la participación de la ciudadanía y, de forma simultánea, sirviesen de inspiración para futuras iniciativas piloto en el marco de las regiones europeas.

¿Por qué es importante la participación ciudadana?

Las políticas de cohesión tienen como objetivo traducir amplios objetivos políticos en prioridades territoriales específicas de inversión. Por esa razón, involucrar a la ciudadanía es un herramienta útil y directa para mejorar la calidad institucional, la confianza y el sentimiento de pertenencia. El mundo académico, las autoridades públicas y las organizaciones de la sociedad civil comparten un amplio consenso sobre la relación directa que existe entre la participación ciudadana y las buenas prácticas de gobernanza pública. En particular, en la política de cohesión, el compromiso de la ciudadanía aporta un valor añadido a las autoridades públicas desde varios aspectos:

  • Asegura que la experiencia y los conocimientos técnicos se tengan en cuenta durante los procesos de toma de decisiones, lo que permite un mejor equilibrio y enfoque temáticos.
  • Refuerza el compromiso y la propiedad de las decisiones políticas a nivel local y, por lo tanto, facilita la implementación.
  • Profundiza las complementariedades con otras políticas, estrategias y fuentes de financiamiento.

De esta conferencia, se extrajo la conclusión de que que las autoridades públicas podían fortalecer sus prácticas participativas y desarrollar la capacidad de los socios de la sociedad civil para la administración y el uso efectivos de los fondos en el siguiente período de programación. El compromiso ciudadano quedó fijado como una prioridad para la Política de Cohesión 2021-2027 con la intención de que fuese más allá de esta conferencia.

Una política pionera a nivel europeo para los programas de cohesión

Los cinco programas, que se desarrollan en Polonia, Italia, España y dos programas Interreg (Bélgica-Países Bajos y Bulgaria-Rumanía, han sido seleccionados por sus ambiciosos y valiosos planes en el diseño, la ejecución y la evaluación de la participación ciudadana. Asimismo, son aliados poderosos a la hora de promover el fomento de la cultura de la transparencia y la rendición de cuentas de las instituciones públicas implicadas.

Uno de ellos es el presentado por el Gobierno de Cantabria, que tiene como eje central la participación ciudadana en la transición hacia una economía verde y con bajas emisiones de carbono.

En el marco de las acciones seleccionadas, la propuesta seleccionada por Polonia, fomenta la participación pública en la ejecución de proyectos de infraestructura de transporte a gran escala creando una plataforma para la participación social; el programa transfronterizo de Bulgaria y Rumanía promueve la participación en las decisiones de inversión en proyectos relativos a la protección del medio ambiente; el programa Interreg de Países Bajos y Flandes que extiende el uso de su herramienta en línea para la participación, especialmente en lo que respecta a los micro-proyectos que benefician a las comunidades locales; y en Italia, el programa regional de Emilia-Romaña elabora una hoja de ruta sobre la participación de los ciudadanos en la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible en lo que respecta a las inversiones en política de cohesión.

Además, todos los programas gozan del apoyo práctico y técnico de la OCDE para estudiar y analizar aspectos como: la manera de reforzar la cooperación con la sociedad, el estudio de la situación actual, debates estructurados con las partes interesadas pertinentes o la preparación de un plan de acción.

Declaraciones de la consejera de Economía y Hacienda, María Sánchez, en la jornada de lanzamiento de la Comisión Europea para las acciones piloto seleccionadas

El impacto del proyecto en el futuro de la Unión Europea

Durante el lanzamiento de la convocatoria de las acciones piloto por parte de la Dirección General de Política Urbana y Regional de la Comisión Europea, la comisaria de Cohesión y Reformas, Elisa Ferreira, afirmó que “la política de cohesión estaba en la primera línea de los desafíos que enfrentan los ciudadanos europeos hoy en día, desde el clima hasta la innovación, desde la inclusión social y las habilidades hasta la conectividad para cosechar los beneficios de una participación ciudadana más auténtica “. Para ello, nuestra región eligió un enfoque participativo, concediendo un papel importante a la sociedad civil y las comunidades locales en el cumplimiento de las prioridades de la política de cohesión, el Pacto Verde Europeo y la Transición Justa.

Es en este marco es en el que nace ‘Besaya delibera en Europa’ que consiste en la formación de un jurado ciudadano con la potestad para valorar las propuestas de particulares y entidades sobre cómo invertir los fondos europeos de cohesión vinculados al Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) y el Fondo Social Europeo (FSE). Las indicaciones de este grupo de trabajo, formado por 35 personas de la cuenca del Besaya, orientarán las acciones a realizar en la comarca con el propósito fundamental de promover el avance hacia una economía baja en carbono.